Fray Antonio de Guevara

Fray Antonio de GuevaraObispo, historiador y moralista.

Nació en Treceño (Cantabria) en 1480 y murió en Mondoñedo (Lugo) el 3 de abril de 1545. Hijo de D. Beltrán de Guevara y Doña Elvira de Noreña y Calderón.

En 1493 es enviado por su padre a la Corte allí fue paje del infante don Juan, a su muerte, tuvo una crisis que le llevó a  ingresar en la orden franciscana a los 24 años. Allí consiguió una rápida ascensión: fue guardián de Arévalo (Soria) en 1518 y definidor de su provincia – la Concepción – en 1520. El 30 de noviembre del mismo año, encontrándose en Villabrágima portando unas “provisiones imperiales” para terminar el conflicto de los comunero, salió “mal tratado y peor servido”, aunque recompensado por el Emperador al finalizar la contienda nombrándole predicador real el 4 de octubre de 1521.

En junio de 1522 acompaña a Carlos V en su viaje a Inglaterra y en 1523 asiste al Capítulo general de Burgos, recorriendo las principales ciudades de Castilla los años siguientes en compañía del Emperador.

Participa en la comisión encargada de la conversión de los moriscos y como tal se encuentra en Valencia el 10 de  mayo de 1525, participa en la guerra de Espadán contra ellos, siendo herido; la contienda finaliza con su rendición el 19 de septiembre de 1526. Unos meses más tarde – 7 de diciembre – se publica en Granada el edicto contra los mosriscos en cuya redacción participó.

A comienzos de 1527 es nombrado cronista oficial por Carlos, trasladándose a Valladolid, el 27 de junio, allí participa en la junta de 24 teólogos que debían dictaminar sobre las obras de Erasmo.

El 7 de enero de 1528 es nombrado obispo de Guadix, aunque tomará posesión el otoño del año posterior.

Acompaña al Emperador en su expedición a Túnez en el verano de 1535, a mediados del año siguiente viajó por Nápoles y Roma, para asistir a la coronación del Emperador.

El año 1537, 11 de abril, es designado obispo de Mondoñedo, aunque no llega hasta el 1 de marzo del año siguiente.

A pesar de su edad, visitó su diócesis hasta en seis ocasiones, aunque debido a los relevantes cargos que debía desempeñar en la Corte, su vida transcurre entre Valladolid y Toledo.

El 3 de mayo de 1541 promulga “Las Constituciones Sinodales”, un documento de particular importancia para la diócesis mondoniense.

Falleció en su diócesis, en cuya catedral se halla enterrado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fray Antonio de Guevara, Renacimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s